Entrevistas

Entrevista a Jacqueline Espejo, Técnico en Enfermería

Conversamos con Jacqueline que actualmente trabaja como Técnico en Enfermería en servicio de obstetricia y ginecología en el Hospital Base de Osorno, es titulada de Técnico en Enfermería nivel superior de la Universidad Santo Tomás CFT: Centro de Formación Técnica, tiene 41 años, es casada y tiene un hijo de 3 años, posee una discapacidad de nacimiento llamada agenesia en la mano izquierda, la agenesia se refiere a la imposibilidad del desarrollo de un órgano durante el crecimiento y desarrollo embrionario debido a la ausencia de tejido primordial. Ella nos comentó que en un principio fue difícil vivir con eso, puesto que en algunos lugares le costó encontrar trabajo porque algunas personas que la entrevistaban tenían prejuicios de que ella no pudiera rendir bien en el trabajo que postulaba. Cuenta, también, que en algunos casos tuvo que omitir que le faltaba una mano, prefería no contarlo, puesto que ella tiene personalidad y consideraba que era mejor omitirlo hasta llegar al lugar del trabajo, simplemente para evitar los prejuicios.

Quisimos conocer su opinión sobre la Ley de Inclusion, cómo ha sido su experiencia respecto al campo laboral, como ha enfrentado los prejuicios, además envió un mensaje a quienes poseen alguna discapacidad y aún no han podido encontrar trabajo. A continuación puedes ver la entrevista.

1. ¿Cuánto tiempo lleva trabajando en el Hospital?

Yo me titulé el 2006 de la Santo Tomás, de Técnico en enfermería, al principio llegué al hospital haciendo reemplazos, fue uno de los primeros lugares dónde envié mi curriculum luego de titularme, hacía en ese entonces remplazos cortos, de 5 días, no fue muy complicado encontrarlo, puesto que mi generación fue la primera de la Santo Tomás, en el hospital nunca me cerraron las puertas por tener una discapacidad. Con respecto a los pacientes no he vivido una situación de prejuicio, todo lo contrario, algunos me felicitan e incluso he sido referente para otros niños que han nacido con discapacidad y se han acercado a mí como tres o cuatro papás que tienen hijos con el mismo problema mío, e incluso he tenido que hablar con ellos, me los traen para que yo los aconseje y para que no se sientan mal.

2. ¿Qué opina sobre la Ley de Inclusión Laboral en Chile?

Encuentro que es muy bueno, es una buena iniciativa que ayuda a fomentar que otros discapacitados puedan encontrar trabajo y tenga la oportunidad de demostrar que lo pueden hacer bien, como cualquier otra persona.

3. ¿Qué podría decirles a las personas que tienen alguna discapacidad y que actualmente no han podido encontrar trabajo?

Lo primero, es que si ellos tienen el apoyo de la familia y si ellos decidieron tomar la decisión de estudiar la carrera que sea, que lo hagan, que no tengan miedo a ir a una entrevista de trabajo porque si uno se encuentra bien en otro aspecto, uno puede llegar muy lejos, es uno el que tiene que ponerse la meta para poder lograrlo. Mucha gente te va a apoyar y también habrá mucha gente que estará en contra, que se van a hacer prejuicios, de que “a lo mejor no va a ser capaz”, pero eso no significa nada, puesto que uno como persona conoce sus capacidades. Porque, por ejemplo, en mi caso, yo de nacimiento soy así, entonces a mí desde niña me enseñaron a hacer mis cosas solas, en ese aspecto he sido más independiente, en mis estudios y todo, entonces generé personalidad. Y por eso, si hay personas que tienen mi mismo problema, yo les puedo decir que sigan adelante, que no pierdan la fe, que siempre van a haber puertas que se te van a cerrar, pero también van a haber puertas que se van a abrir y lo importante es que sigan adelante, uno puede lograr muchas cosas. El problema más grande que hay de las personas en general, es que hay algunas que son sanas físicamente, pero pueden tener un problema a lo mejor de inseguridad, porque he tenido colegas que no tienen ningún problema físico y hemos hablado, me felicitan por la destreza, a veces tenía que colocar inyecciones cuando estuve en urgencias e igual me felicitaban y me decían “cómo lo haces, yo que tengo todo sano, me cuesta tanto, me pongo muy nerviosa”, por eso les digo que tengan fe, que todo se logra en la vida y es lo que uno se proponga, si tú eres fuerte mentalmente y crees que puedes lograrlo, lo vas a hacer.

4. ¿Qué consejos podría entregar a una PCD que está enfrentando sus primeras entrevistas laborales? Quizás podrías contar cómo han sido tus experiencias

En mi caso, bueno, yo también soy cristiana, creo en Dios entonces eso a mí me ayudó mucho, yo creo que por eso siempre sentí seguridad, pero eso no quiere decir que yo en algún momento no me haya sentido mal, igual me sentí acomplejada, tuve miedo de que no iba a lograrlo, pero yo le pedía a Dios y me iba a las entrevistas, me decía a mí misma que lo iba a poder hacer. Debe estar tranquilo al momento de ir a una entrevista, escuchar claramente lo que te están preguntando, no ponerse nervioso, ni nada porque eso no te va a ayudar en nada, si uno se propone una meta en la vida, no puedes ir con miedo si sabes que puedes hacerlo. Siempre estará ese miedo a lo desconocido, entonces siempre va a haber algún grado de miedo.

5. ¿Cómo espera que sea Chile en un futuro, en materia de inclusión laboral?

Espero que abran más puertas de trabajo, que le den más oportunidades a la gente que tenga discapacidad, que no le cierren esas puertas, que no tengan prejuicios. Que den la oportunidad porque nosotros somos muy capaces, y como en Chile aún existen algunos prejuicios, con mayor razón tienen que darle la oportunidad para que la persona pueda demostrar que sí lo puede hacer, incluso quizás mejor que una persona que no tenga discapacidad. 

 

Por: Constanza Delgado V. 

 

Etiquetas: Inclusion Entrevista Diversidad