Entrevistas

Entrevita a Daniela Retamales, Directora de Fundación Prótesis 3D

Daniela Retamales es Ingeniera Civil Industrial de profesión, de la Universidad Católica de Valparaíso, Directora de Fundación Prótesis 3D, donde entregan prótesis de mano en impresiones 3D personalizadas, sin costo para que las personas puedan mejorar su calidad de vida, cuentan, además, con un equipo médico de salud que ayuda al paciente en su uso, generando una relación a largo plazo con ellos, pensando en el bienestar e inclusión social y laboral de cada persona. Daniela ha sido reconocida, siendo la primera mujer en el país, por su labor en la fundación a nivel nacional e internacional, específicamente por la red Laurete Global Fellows de Youth Action Net, conocido como premios YAN, entidad que reconoce la labor de 20 jóvenes de todo el mundo por ser líderes sociales, que buscan un mundo mejor.

La fundación no solamente se destaca por trabajar en la inclusión de personas con discapacidad, si no también, en la inserción de jóvenes de SENAME que se encuentran privados de libertad, trabajaron en conjunto con los jóvenes a través del proyecto “Libertad de Emprender Sueños 3D”, donde ayudaron en la fabricación de las prótesis.

Actualmente la Fundación Prótesis 3D está dedicada en la elaboración de protectores faciales que donan a funcionarios de la salud, debido a la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19) que está afectando al mundo.

 

1. ¿Cómo nace Fundación Prótesis 3D?

La idea partió hace más de cuatro años, como en octubre del 2015, yo soy Ingeniera Civil Industrial de profesión y en ese entonces me encontraba trabajando en una empresa de transacciones que se llamaba “Multicaja”. Mi familia a mi hermano Luis Retamales, y a mí siempre nos habían impulsado a hacer cosas, a siempre ser busquillas, ver qué podíamos hacer, a quién podíamos ayudar, qué negocios podíamos empezar… Y pasó que cuando estaba trabajando en Multicaja, a pesar de haber tenido una vida de voluntariado muy activa, yo estaba trabajando, me iba bien, me llevaba bien con mi jefe, pero mi día a día al final no tenía sentido, trabajaba porque me iban a pagar a fin de mes y siempre con buena onda, pero nada más, nada que uno dijera como “hoy día abordé al mundo” … Ahí fue cuando partimos con mi hermano, buscando qué podíamos hacer, teníamos ganas de hacer una fundación, teníamos ganas de ayudar porque siempre pensamos que nosotros hemos tenido la suerte de tener papás que nos quieren, nos apoyan, de haber ido a estudiar a buenos colegios, de haber tenido la posibilidad de continuar nuestros estudios de postgrado, y entonces al final si no somos nosotros, los que hemos tenido estas oportunidades, los que entregamos nuestro aporte, nuestro granito de arena, nadie lo va a hacer. Nos pusimos a buscar, yendo a un montón de conferencias, vi un montón de videos, conversar con gente, porque de repente las ideas a veces hay que buscarlas, y entre toda esta búsqueda, vi un video que en Inglaterra estaban haciendo y entregando estas prótesis, se la dieron a una niña y ella estaba tan feliz de agarrar su muñeca, de abrazar a su hermano, que hizo que nos cuestionáramos por qué acá en Chile nadie estaba haciendo eso. Nos pusimos a buscar datos, vimos que habían mas de diez mil personas que necesitaban de prótesis, y de estas diez mil, el 90% no tenía acceso, ahí fue donde decidimos comprar una impresora 3D, no teníamos idea de qué era una impresora 3D, cómo funcionaba, partimos aprendiendo a usarla por youtube. En el minuto que llegó la impresora constituimos la fundación un 29 de febrero y al momento que le entregamos la primera prótesis a una niña fue definitivamente cuando decidimos dedicarnos a mejorar la inclusión social y la calidad de vida de personas en situación de discapacidad, porque al final sientes que estás empoderando a estos niños para que sean ellos mismos. Así es como llevamos cuatro años.

2. ¿Cuándo decide enfocarse a las áreas de inclusión y discapacidad? ¿y por qué?

Nosotros en un principio no teníamos idea lo que era la inclusión, sabíamos el concepto de discapacidad de la Teletón, que es quizás lo que muchos chilenos tenemos. Queríamos hacer algo, de ayudar, de aportar, y vimos que hay una tecnología que era capaz de convertir estas prótesis de ganchos horrorosas donde a una niña o niño le dicen “pirata” … a algo extraordinario, que se ve bonito, que les llena de orgullo, como “esta es mi prótesis”, “de unicornios rosados”, entonces eso era lo que a nosotros nos llamó la atención. Nos hemos dado cuenta que, independiente de la funcionalidad  de la prótesis, lo mas importante es la estética que viene a ser una herramienta de interacción súper importante, donde como nos dicen las personas, de los beneficios de la fundación, “yo no soy una persona discapacitada, a mí me hacen sentir una persona discapacitada” entonces genera otro tipo de conversaciones , donde los niños nos dicen “oye, qué bacán eso”, “de Terminator o Iron Man” y les preguntan “¿qué es eso?” – “es una prótesis” – “¿y por qué tienes eso?” – “porque me falta una manito” – “¿y por qué te falta la manito?” … Se genera una conversación positiva que inicia procesos de inclusión y logra que los niños se sientan más cómodos, por ejemplo, hay papás que nos dicen que sus hijos antes no querían ir al colegio, y ahora si les gusta ir, entonces si podemos aportar en la escolaridad a través de esta prótesis robótica, lo encuentro increíble.

3. En la actualidad, ¿a cuántas personas, aproximadamente, han ayudado con la Fundación?

En la actualidad hemos entregado más de 200 prótesis, llevamos 4 años trabajando, y un poquito más entre que iniciamos, pero hay muchas personas que sus prótesis hay que cambiarlas a medida que van creciendo, por ejemplo Dominga, que fue la primera niña, ya le entregamos su segunda prótesis, probablemente después de esta pandemia vamos a tener que entregarle la tercera, porque los niños van creciendo, no queremos que los niños tengan sus prótesis en primero y segundo básico y después en tercero básico no tengan con qué llegar, la idea es que podamos generar relaciones de largo plazo para darle un apoyo real a las personas y que de verdad estos procesos de inclusión que se inician, continúen.

4. Para quienes desconocen, ¿podría explicar cómo es el proceso de crear las prótesis en impresoras 3D?

Primero es importante explicar cómo son las impresoras 3D, se piensa que son tecnologías como espaciales, pero en realidad es súper simple: uno dibuja un objeto en el computador, le dibuja como la carcasa, haciendo un símil con una impresora de papel donde está el Word, uno escribe un texto y después uno aprieta imprimir. En la impresora 3D hacemos un objeto, aparece una pantalla que dice “a color”, “blanco y negro”, “rápido”, “lento”, es lo mismo que una impresora, uno regula velocidad, temperatura, etc, luego cuando aprietas imprimir, la impresora a papel imprime las hojas, en la impresora 3D empieza a tomar un plástico que viene en forma de un carrete de hilo, lo comienza a derretir y se va moviendo armando la estructura, es como si uno tuviera una pistola de silicona caliente y la vaya moviendo, o cuando uno quiere decorar una torta que va haciendo la figura con la crema, así. La pieza en impresión 3D se va creando desde cero, así uno imprime pieza por pieza, como un dedo, la palma, la muñeca, el antebrazo, ahí después teniendo todas las piezas, se ensamblan y queda esta mano robótica, esta mano robótica se hace con hilos y con elásticos, los hilos hacen de tensores para que pueden agarrar y los elásticos de extensores para que la mano se pueda volver a abrir cuando van a tomar otra cosa. Eso es un poco como funcionan las prótesis, las personas cuando quieren una prótesis, llegan a nosotros, nos tienen que mandar fotos/videos para ver si es que efectivamente la prótesis va a ser funcional para la persona, porque, por ejemplo nosotros tenemos prótesis parciales de mano a mano completa, pero no tenemos para amputaciones sobre codo, eso significa que si una persona tiene una amputación sobre codo, nosotros no podemos ayudarlo, entonces primero se hace esa evaluación, después se hace el diseño, que la prótesis quede del largo de los brazos de la persona, que se acomode a su muñón, ahí participa la persona entremedio, es un proceso de trabajo en conjunto, ellos nos dicen por ejemplo “a mí me gusta Iron Man, entonces la quiero roja con dorada” o “me gustan los unicornios y la quiero rosada con amarillo y celeste”, ahí se va jugando, los hombres más adultos piden prótesis negras, azules , grises, las mujeres tienden más al color piel, y después viene la entrega donde se acompaña con algunas recomendaciones de una terapeuta ocupacional para que puedan llevar el uso de la prótesis.

5. Sobre el concurso global YAN, ¿cómo lo recuerda? ¿Y qué significa para usted haber sido la primera mujer en el país en ganarlo?

Uno de los primero premios que me gané en Chile, fue el premio YAN Chile que para mí fue una experiencia muy buena, en la primera interacción tuvimos tres días en Quintay, fue mi primera interacción de este tipo con emprendedores sociales donde compartimos muchas experiencias, vimos que todos los emprendedores teníamos acá en Chile más o menos los mismos problemas, independiente de la industria en la que veníamos, y fue una experiencia increíble. Luego, al año siguiente, postulé a Yam Global y la experiencia fue extraordinaria, estuvimos una semana en Washington D.C, Estados Unidos, donde tuve la posibilidad de conocer gente increíble, el equipo de YAN internacional es excepcional y lograron hacer muchas dinámicas que permitieron cohesionar al grupo donde todavía seguimos siendo muy amigos, creo que hoy día personas importantes de mi vida pertenecen al YAN Global. También el equipo desarrolló  una semana de mucho conocimiento y aprendizaje que uno puede aplicar, creo que fue una semana de crecimiento personal muy grande y por supuesto siempre al ser la primera mujer marca un hito por así decirlo, donde uno tiene la posibilidad de ser un ejemplo, ser un referente para otras niñas y para demostrar que sí se puede y creo que eso es lo importante, que niñas puedan tener referentes y que si se atrevan a crecer, hacer lo que ellas quieran.

Una de las razones por las que fui elegida por YAN Global, porque hay muchas personas en el mundo que están haciendo prótesis como las que hacemos nosotros, pero una de las razones por las cuales nos ganamos el premio es porque nosotros trabajamos con jóvenes privados de libertad de SENAME, del SENAME de Valdivia donde se hizo un programa que partió hace casi cuatro años, muy cerca desde que partió la fundación, donde se trabajó con Desafío Levantemos Chile, el Banco Chile, la Fundación Ciudad del Niño, la Universidad Austral y nosotros, se creó un programa dentro del área de emprendimiento de los programas de intermediación laboral de SENAME, donde se les hacen clases de apresto laboral, de habilidades blandas e impresión 3D, y en esta clase de impresión 3D aparte de acercarlos a la tecnología, un nuevo oficio, y el uso del computador, etc,  se vinculan con los beneficiarios de la fundación, entonces los chicos de SENAME tienen la posibilidad de ayudar a otros y así pasan a ellos mismos reconocerse que están ayudando a los demás, permiten resignificar sus proyectos de vida y una de las cosas importantes es que todos los chicos del centro de Valdivia, que han reducido de condena, han pasado por el programa que se llama “Libertad de Emprender Sueños 3D” y es súper importante porque dos de cada tres personas que están en la cárcel de adultos, han pasado por algún centro de SENAME, ya sea de hogares o de detención, y de la gente que reduce condena en los centros, el 80% no vuelve a reincidir, entonces al final si queremos una sociedad mejor, tenemos que apoyar a quienes hoy en día están más desvalidos y en esos son los chicos del SENAME. Ese es uno de los programas que tiene la fundación y que impactó para que nosotros pudiéramos ser reconocidos como uno de los 20 emprendimientos de YAM global.

Por supuesto que en todos estos eventos donde una es la única chilena, llena de orgullo el poder representar a tu país, y contar cómo es, cómo se hace, ahí es donde uno también se da cuenta que de a pesar de la crisis social que hemos vivido, y todas las cosas que hay que cambiar en el país, uno es capaz de darse cuenta de todas las razones por las que uno tiene que estar agradecido de vivir en un país como Chile, y eso también es increíble. El año pasado también me tocó representar al país en un programa de empoderamiento empresariado femenino, donde eligieron a diez mujeres latinoamericanas y 10 mujeres africanas, y tener la oportunidad de representar a tu país en estas actividades, creo que es impagable.

 

6. ¿Qué mensaje podría entregarles a mujeres emprendedoras que quizás se sientan un poco más inseguras por el mismo hecho de ser mujeres?

Me gusta hablar de una como mujer emprendedora, pero también de las niñas y adolescentes, creo que hoy día se nos enseña mucho el que tenemos que ser como, no sé si es la palabra correcta, monofocales, tenemos que ir al colegio, a la universidad, idealmente tienes que trabajar, casarte y tener hijos, pero creo que se pueden hacer muchas cosas más que esas. Creo que hay que ser busquilla en la vida, la mayor cantidad de actividades que una pueda pasar, gente que pueda conocer, experiencias que pueda compartir, hacen que uno se vaya enriqueciendo y parte de eso es atreverse, atreverse a hacer más cosas, a ser más ambiciosos y creo que  no hay que tenerle tanto miedo, de repente uno piensa muy a largo plazo, de querer tener una jubilación, que están bien esos pensamientos a largo plazo, pero hoy en día hay que atreverse a hacer lo que uno quiere, a cumplir sus sueños y no quedarse, como se dice, con la bala pasada. Creo que emprender es súper difícil, pero es súper gratificante, el aprendizaje que uno logra emprendiendo no te lo va a dar ninguna universidad, ningún trabajo, tienes que aprender absolutamente todas las áreas, es un desafío con uno mismo, es extremo porque es como una montaña rusa donde uno se pone a prueba todos los días, la motivación de seguir adelante uno la pone a prueba todos los días y ahí es donde vas conociendo tus límites y una va creciendo como persona. Yo creo que el mensaje que se le puede dar a cualquier mujer, niña, adolescente es que se atrevan, que sean busquillas, que hagan más cosas porque uno nunca se va a arrepentir de haberlo intentado. Van a estar orgullosas de las mujeres que se van a convertir.

7. ¿Cómo espera o qué expectativas tiene sobre la Fundación para el futuro?

Una expectativa necesaria es que se pueda financiar y autofinanciar porque es agotador estar buscando fondos todo el tiempo, esa es una de las esperanzas más grandes, pero queremos seguir ayudando, queremos seguir ayudando al país y nos encantaría poder traer prótesis de piernas porque hay mucha gente que está postrada hoy en día, que no puede salir a la calle porque no tiene su prótesis para poder caminar y creo que es indispensable. Esa es una de las principales razones de la fundación, poder mantener las prótesis que la fundación pueda hacer solvente y poder tener otro tipo de prótesis, como decía anteriormente, prótesis sobre codos, de piernas y así ir creciendo en la cantidad de ayudas que podamos entregar.

8. Sobre los protectores faciales, ¿cuántos han donado hasta la fecha aproximadamente?

Nos pasó que entramos en cuarentena y no nos podíamos quedar con los brazos cruzados, teníamos el equipamiento de impresoras 3D que permitía hacer protectores faciales, donde estábamos viendo que en los hospitales públicos están muy desprovistos, nuestro papá trabaja en el hospital Gustavo Fricke entonces sabíamos lo que estaba pasando, y fue ahí que decidimos hacer protectores faciales. A la fecha hemos donado cerca de mil protectores faciales, algunos de forma propia de Fundación Prótesis 3D con apoyo propio de la fundación, con todas las donaciones y gente que dona constantemente en la fundación, y otros que partimos un proyecto con Fundación Piensa donde tenemos el compromiso de entregar cinco mil protectores faciales a los hospitales de la Quinta Región, hospitales públicos, así que hasta la fecha hemos donado más o menos mil, de aquí a fin de mes esperamos donar, yo creo que más de unos siete mil quinientos, ahí estamos trabajando para lograrlo.

9. ¿De qué material están hechos? ¿Deben tener alguna medida en específico?

Están hechos de una mica de PVC, que el PVC es un material que por definición viene con componentes que son antimicrobianos, los cuales son lavables, el visor está hecho de un material que se llama PLA, que es el mismo material con el que hacemos las prótesis, es un material de origen vegetal que se llama ácido poriláctico, no es toxico, tiene certificación de no toxicidad y no presenta casos de alergia en la piel, además viene con dos elásticos pequeños que permiten que la mica se asegure muy bien para cuando el profesional esté en acción, o haciendo ejercicios de respiración, o trabajando en lo que tiene que hacer, la mica no vaya a saltar y no vaya a quedar expuesto.

10. ¿Cómo ha sido la experiencia de realizar esta labor, frente a una pandemia como esta?

Ha sido extraño, en el sentido de que hay mucha gente diciendo que se está quedando sin trabajo o que hay mucha gente aburrida en su casa y nosotros, por el contrario, estamos llenos de pega, no damos abasto con todo el trabajo que tenemos que hacer. Ha sido una experiencia muy buena, es muy entretenido volver a reencantarse con un proyecto nuevo y tener esa emoción de que uno está ahí en toda esta experiencia nueva que tiene un foco social de ayudar a otro. Ha sido complejo también, hemos tenido que ir mucho a Santiago a buscar materiales, buscar impresoras,  reparar impresoras que teníamos malas, y pidiendo permisos burocráticos para poder trabajar, así que ha sido toda una experiencia, pero muy gratificante, el personal de los hospitales está muy agradecido con nosotros, los bomberos, hemos entregado a personal de organizaciones sociales que están trabajando, también entregamos en los consultorios de los marinos y hemos hecho varios aportes donde la gente lo recibe de forma muy grata porque saben que se vienen tiempos difíciles y los materiales de cuidado personal para profesionales de salud escasean.

 

 

Por: Constanza Delgado V.

 

Etiquetas: Inclusion Fundacion